martes, 1 de octubre de 2013

Un cumpleaños distinto

Buenos días!!!
Comienza el mes de octubre y llegan los cumpleaños de Lucía y de Mario. Este año va a ser distinto, no vamos a estar juntos su madre y yo; no es posible debido al proceso judicial que tenemos encima y que hace a las personas distintas.
Pero, aún así, yo no me puedo olvidar de mis soles. No voy a dejar pasar la ocasión, pues prometí que todos los años el pediatra que atendió a Lucía en su nacimiento sabría de mi y de ella. De ella porque no es "mongólica", ni está muerta y de mi porque nunca dejaré de pensar en él como un mal profesional.
El día cuatro es el cumple de mi princesa, de la persona con más amor en la tierra, de la guapa de mi casa, de lo más preciado, de Lucía. Cumple nueve maravillosos años, ¿cómo pasa el tiempo?¿cómo ha crecido? Se ha covertido en una señorita y se da cuenta de todo. Es un sol inmenso y da alegría a todo el que se acerca a su lado. ¡Felicidades princesa! Algún día te explicare todo y sabras la verdad, ahora no es el momento.
El día once es el cumple de Mario, el terremoto, el movido de casa, el mimoso, el cariñoso. Cumple cinco añazos, con sus cositas. Es un hombreton, un niño grande, que ha tenido que ver y escuchar muchas cosas. Te quiero ¡Felicidades!
CORAZONES OS QUIERO MUCHO.-
FELICIDADES!!!

1 comentario:

Eva Caro dijo...

Muchas felicidades a tus Soles y muchos besos a tí. Verás que algún día les podrás explicar las cosas y ellos entenderán.

Que malos nos hacemos los mayores con problemas de mayores. La pena es que no sabemos controlarnos y nos da igual todo y todos los que están delante, sin pensar en las consecuencias que nuestras palabras y actos puedan tener.

Animo.
Besos